desguase 3

Sensor controlador en un coche

El motor de los vehículos parece un enorme bloque de una sola pieza, pero está conformada por muchas más pequeñas, igualmente el coche está compuesto por una gran cantidad de elementos que hace que funcione.

Hay acciones que realiza nuestro coche para las que no se sabe que requieren de un sensor. Generalmente son funciones que se pasan por alto, porque no se cree que sean tan delicadas o que deban ser tan precisas. El caudalímetro es uno de ellos, este mide la cantidad de aire que entra del exterior al colector de admisión, así la centralita puede controlar las necesidades de combustible, además del nivel de los gases que emite.

Antes funcionaban diferente, creaban un efecto a través de un hilo térmico que subía la temperatura hasta que las sustancias que podían modificar su funcionamiento fueran eliminadas. Ahora lo hacen por medio de una película cuya temperatura es elevada con un sensor térmico; cuando el aire proveniente de afuera recorre la canalización, el sensor se enfría. Necesita entonces de electricidad para que la temperatura se mantenga.

La cantidad de electricidad que se utiliza es la referencia para que la masa de aire que entra al motor pueda ser controlada. Los caudalímetros usan una mariposa para llenar el espacio del colector cuando el aire succiona los cilindros al entrar; por su parte, los sistemas de inyección eléctricos envían la información a la centralita para saber el carburante que amerita inyectarse para la combustión.

Detección de fallas en el caudalímetro

Si este no funciona como debería, el control del motor lo detecta y activa el modo de emergencia para acortar la presión de la sobrealimentación. Hay tres señales por las que se hace posible detectarlo:

  • La falta de potencia se hace notoria porque al coche se le hace difícil responder.
  • El escape emite humo negro.
  • Tiende a marchar de mala manera cuando se encuentra en ralentí.

Al llevarlo al taller comienzan por la lectura de memoria para rectificar si es un problema electrónico, de ser el caso se sustituiría el caudalímetro. Sin embargo, si la falla es a causa del sensor del aire o averías en tomas de aire, la admisión estará obstruida.

Independientemente del diagnóstico, es factible reducir los costos con piezas de segunda mano que aún tienen vida útil, además también cuentan con garantía si se adquiere a través de desguaces legales. Haga clic en www.tudesguace.com y busque el establecimiento que le convenga, dentro del territorio nacional y sin moverse desde donde se encuentra.

Deja un comentario